Capítulo 58

jueves, 1 de octubre de 2009

¡Ya llegó Joaquín Llorabas! Disculpen ustedes el retraso de este último tiempo, pero aquí Marina no se pone las pilas para subir este cotorreo. Ya me pegó. Ya pues, tú ponle los acentos. En fin, capítulo 58.

-¡Lover! que dice el Adrián que vayas.
[...]
-¿Qué pasó Adrián? ¿qué me buscabas?
-Sí Lover, necesito que me hagan un trabajo.
-¿De qué?
-Te vas a ir con Pitus y con Juan.
-¿De qué va a ser el trabajo?
-¡Mucha pinche pregunta! le voy a pagar ¿qué no?
-Pero para mentalizarse.
-Mentalizarse mentalizarse... haz lo que te digo y que ellos te cuenten en el camino.
-¿Hay que llevar cuete?
-Sí.

-----

-Lover, acompáñame al Parián.
-¿Te vas a invitar las heladas mi Rito?
-Nombre, vamos pa' que tu me las invites.
-Tsss te digo.
-Jajaja, cabrón, cuando yo lo invite es porque yo pago.
-Así ps sí.

-----

Llegué y ya estaban esperándome Pitus y Juan. Juan, con cara de pocos amigos aun con resentimiento por lo de Yara. Nos subimos al carro, Pitus sería el chofer.

-¿Qué trajiste?
-La 38
-No chingues Lover, eres cabrón pero no tanto.
-¿Pos' luego pa' qué quiero más?
-¿No te dijo Adrián?
-No
-Puta madre.
-¿De qué se trata?
-Vamos a ir con el "Chaparro"
-¡No chingues! ¿lo vamos a quebrar?
-¿Le tienes miedo pinche Lover? - preguntó Juan con toda la malicia.
-No es eso, es que hasta cierto punto es compa. - le contesté yo.
-No ha pagado lo que debe, pero no lo vamos a quebrar - dijo Pitus.
-¿Entonces?
-Vamos a cobrarnos "a lo chino", no queremos violencia. Pero para eso tenemos que sacarles un buen susto. Trajimos las escopetas.
-Chingado.

----------

-¡Pelón, traeme dos estrellitas pero bien frías, de volada! - le dijo Rito al mesero - dicen que por ahí anda el Joaquín.
-¿Y ese wey quién es? - le pregunté.
-¿A poco no lo conoces?
-No ps no.
-Joaquín, "El cobarde".
-Me dejas igual Rito.
-¡Oh que la canción!, gracias, traete unas botanitas de una vez Pelón, te digo, entonces ¿a poco no has oído la historia? Joaquín Quijano...
-Tiene nombre de cantante jipi, de esos mugrosos que tocan trova.
-Jajaja, ¿y eso qué es?
-¿Jipi?
-No cabrón, jipis son los John Lenon y esos, lo de "trova"

------

Llegamos al resataurante a las 6 de la tarde. Lleno de gente, como temía. El valet parking se ofreció a meter el carro, le dijimos que no tardábamos. Ellos insistieron. Les dijimos que íbamos con el "Chaparro". Dejamos el carro ahí nomás.

En una mochila para gimnasio llevában las escopetas. Sin dudar caminamos hasta la oficina del Chaparro.

-¿Quién?
-Yo.
-Chingada madre, ya les he dicho que me encabrona que no digan su nombre pos' que son fantasm....
-Buenas Chaparrito, no te me pongas bravo - le dijo Pitus mientras lo empujaba para la dentro de la oficina.- Lover, quédate afuera, tu vente Juan.
-Chaparro, podemos hacer esto de la manera más difícil que quieras. - Sacaron las escopetas - Calibre 12, son más inseguras para quien las dispara, pero todavía más inseguras para quién recibe el disparo. Necesitamos el dinero pero de ya. Con 50% de interés.
-Cálmate Pitus...

Juan empuñó fuerte su escopeta y le apuntó justo en la cabeza

-¿Eres sordo o te gusta hacerle al pendejo? El Lover dice que yo soy medio pendejo, y a lo mejor es cierto y se me sale un pinche tiro. ¡El dinero!

-------------

-Ps la trova es una música bien jodida de esos weyes que se sienten poetas.
-Jajaja, esos cabrones, poetas.
-¿Y entonces? ¿Quién es ese tal Joaquín?
-Era un cabrón de la Vieja Guardia.
-¿Del 14?
-¿Pos' de 'onde más va a ser?
-Ps entonces va a haber fiesta por que llegó ¿no?
-Jajaja, ¿fiesta? si antes la cagó haciéndose presente. A ver si no lo chingan. Bueno no, ahorita la Vieja Guardia ya está retirada, no creo que le hagan nada, ya estan viejos todos para andarse con chingaderas y rencores.
-¡Ah chingao! ps pa' que uno de la Vieja Guardia haya sido mandado al diablo tuvo que haber hecho alguna pendejada.
-Pendejadota. Le apodaron "El cobarde del puñal"
-Como me gustan los apodos que ponían los de la Vieja Guardia.
-Maestros para eso de la vacilada y el albur. Bueno, realmente el apodo completo era "El cobarde del puñal de jade" ¡chíngate esa!
-Está muy poético eso.
-Eran unos poetas esos pinches viejos. Unos poetas.

---------

-Pitus calma al Juan, cálmalo, te pago pero no se le vaya a salir un tiro.
-Chaparro, ¿dónde está el dinero?
-Mañana sin falta Pitus, sin falta.

Pitus le pegó con la culata en el hombro, el Chaparró gritó del dolor.

-¿Dónde está?
-¡Mañana Pitus, mañana! ¡sin falta!
-¿Dónde chingados está el dinero? ¿Te gustan más los billetes que la vida verdad?
-¡Pitus, tú sabes que sí pago!
-Ya, queremos el dinero ya. - y le pegó de nuevo con la culata pero ahora en la mano que cubría el hombro herido.
-¡Ay! ya, está bien, está bien, esta bien.

Y se alejaron los tres hacia una puerta muy delagada de madera.

-Cuéntale
-Ese era trabajo de tu contador, me lo voy a llevar todo y lo cuento en mi casa.
-Pero...
-No te preocupes Chaparro, si hace falta dinero te haremos otra visita.
-Y si sobra.
-En este negocio el dinero nunca sobra.

------------

-De los de la Vieja Guardia, Joaquín Quijano fue el último en llegar al 14 , quizá por eso nunca encajó al 100%, pero todos tenían que reconocer que Joaquín era bravo para el bisne. Ese Joaquín era "malilla" y en este negocio siempre se necesita un "malilla". Eso sí, te puede salir el tiro por la culata con ese tipo de gente, que fue lo que pasó. Era pachuco el compa, bueno pal' baile, no tanto como Leoncio, pero se defendía. Apostador como él solo, su fuerte era los gallos. Es más, si le preguntas a los viejitos que se sientan ahí en el Parián todavía se acuerdan del Joaquín. Se trincaba mucho el compa y cuando perdía hacía sus desmadres.
-Ahh tons por eso le pusieron el cobarde... el que apuesta tiene que perder como hombrecito.
-No, déjate de eso.
-¿Tons?
-Mató a uno del barrio.
-¡Ah cabrón! ¿pedos de faldas?
-No fue ni por eso.

---------

-Espérate Pitus, hay que contarlo de volad.... ¡ay!
-¡Que te calles cabrón! ¡Cállate ya perro! - le gritaba Juan mientras le ponía una chinga con la escopeta.
-Ya estuvo Juan, ya estuvo.
-¡Que no se pase de verga no somos sus pendejos!
-¡Ya Juan! - le gritó el Pitus pero Juan lo seguía golpeando.

Me metí en chinga para tratar de quitarle a Juan de encima.

-¡No te pases de cabrón Juan, ya estuvo!.
-¡Se cree muy chingón este pinche chaparro!
-¡Bájale de huevos Juan! ¡No mames!
-¿¡También estas de lado de este pendejo pinche Lover!? ¿También? ¿Ya estuvo no cabrón? ¿Quieres pedo conmigo o qué cabroncito?
-¡No digas pendejadas Juan, ya vámonos!.
-Juan, ya estuvo wey, tenemos que pelarnos - Le dijo Pitus.

A paso veloz cruzamos el restaurante, escuchamos el grito de la secretaria y mejor corrimos. Unos cabrones nos salieron con pistola, seguridad privada o guardaespaldas, quién sabe. Pero para esto habían traído las escopetas. Les apuntaron con ellas y los tipos bajaron sus pistolas, seguimos el camino y nos subimos al carro.

-----

-Peor tantito, mató a uno de la Vieja Guardia.
-Uuuuuy, error.
-De esos grandes.
-¿Y cómo estuvo?
-Pos' resulta que...
-¡Rito! ¡qué milagro que te dejas ver! - una mujer ya entrada en años y carnes le gritó de lejos a Rito.
-¡Qué pasó Chayito! pero si por tí no pasan los años, estás igualita.
-Jajaja, como crees... ¡Lover! ¡buenas! veniste con este viejo a verle las nalgas a las chamacas...
-'Ombre pues Chayito no me estés quemando aquí con el chavo.
-Ni que no te conociera Rito, pero que gusto verte, fíjate que me había enterado que andabas por aquí pero no había tenido oportunida' de visitarte, y como tu tampoco visitas pues...
-Pos' no me invitas Chayito, la cosa está en que me invites y armamos la fiesta.
-Iba de pasadita Rito, tengo que ir a un mandado... pero échate la vuelta a mi changarro, sirve de que te doy una leída del horóscopo azteca.
-Pos si ya me lo leiste.
-No Rito, pero el azteca es diferente, ese se lee varias veces porque tiene varios "candados", date una vuelta y verás...
-Ta' bueno pues Chayito, que estés bien.
-Lover, nos vemos, ahi te echas una vuelta con Rito.
-Que le vaya bien Chayito.
-Pícale Lover, ya se me hizo tarde para llevar un encargo ¡Pelón! aquí te dejo la feria. Ahí luego te cuento la historia del Joaquín.
-------------

-Son mamadas Juan, son mamadas.
-Ya Lover.
-¿Cuáles mamadas? Asi se hacen los trabajos Lover, si te vas a pandear mejor no vengas.
-No me estoy pandeando pero el trabajo es directo, sin pendejadas. En lo que gritaba el pinche chaparro nos pudo haber caido la cuica.
-Eso si Juan.
-¿Pitus tú también te vas a poner de parte de este wey?
-No me estoy poniendo de parte de nadie, pero para eso llevamos las escopetas, para no hacerla de pedo tanto.
-Mamaste Juan...
-¡Ya estuvo bueno cabrón, párate Pitus, nos vamos a pegar en la madre!.
-A ver cabrones, no se que pedo traen entre ustedes pero los dos le van bajando de huevos,
-Ps este puto...
-Negocios son negocios Juan.
-Me vale madre, nos conocemos desde morros. Trabajamos juntos, vivimos en el mismo barrio. Déjense de chingaderas.

3 comentarios:

Saveur de Sexe dijo...

jajajaja, me encanto la frase con la cual abriste... jajajajaja, es chido saber que te gustan mis comentarios.

En el negocio los que se pasan de guaguarones no sirven, como dije en el anterior post, tampoco los que pierden la cabeza por unas nalgas...

Besos.

pd. ya hay nueva entrada en mi cocina, date una vuelta y espero tu coment.

Zulejka Ellyane dijo...

En los negocios que ustedes manejan no se puede perder la cabeza por nada... si de verdad quieres tener éxito tienes que ser frío y calculador. No hay más... bisnes are bisnes... para que jugarla al pesado cuando sabes que te puede costar la vida; eso es pasarse de bruto, creo yo.

Srta. Maquiavélica dijo...

mmmm mmmm tus megapost me entretienen un buen y pues cabeza fria niño es lo mejor ejjee
besos